Novela Gráfica

Shoplifter de Micheal Cho

sl_cover

3 de 5 Estrellas

Esta es una novela gráfica corta y ligera. De esas que te puedes leer un miércoles por la tarde después de llegar a tu casa de hacer todos los deberes, mientras te comes una bolsa de Sabritas o algo por el estilo.

No es una historia reveladora o trascendental, de hecho me gusto mucho por su retrato tan costumbrista de la vida moderna. Tenemos a esta mujer de unos veintitantos que no esta totalmente convencida de amar su trabajo, su vida personal es bastante aburrida y sin nada mas emocionante que una gata malhumorada que aunque no es suya, vive con ella. Ademas claro, de que de vez en cuando entra a una tienda a robarse revistas, solo con el propósito de agregar algo de aventura a su vida.

Creo que muchos jóvenes se podrían relacionar mucho con la protagonista, pues es este típico personaje lleno de sueños y aspiraciones fantásticas, pero que por algún motivo u otro se ve estancada en un lugar que, aunque es seguro y cómodo, esta muy alejado que los planes que tenia para su vida. Hay algunos momentos que de verdad me hicieron sentir gran nostalgia, porque bueno, yo soy esos jóvenes que se podrían identificar con ella jaja.

Hay muchas escenas durante la historia en donde lo único que vemos es el personaje principal caminando por las calles, tomando el tren, viendo la tele, tomando vino sola en casa, cosas que le dan a la novela un toque bastante personal, ya que el autor nos mete en la vida cotidiana de la protagonista y nos muestra que no es nada especial, es una chica común y corriente que aun no encuentra su lugar en la vida.

Por ahí también tiene una pequeña critica al capitalismo y al uso de Internet como medio de socialización, diálogos para nada innovadores, e incluso algo cliches, pero que en esta obra ayudan a que comprendamos un poco mas la situación de nuestra protagonista y su debate interno entre lo que hace y le gustaría hacer.

Ahora, si algo tengo que resaltar yo, es el arte. Como ya lo dije es bellisimo, con una paleta de colores que solo abarca a los rosas blancos y negros, que no hacen mas que cargar a la novela con una sensación de nostalgia e incluso algo de tristeza que va perfecto con la historia que se esta contando. Hay bastantes ilustraciones de la ciudad que en ocasiones abarcan dos paginas completas, llenas de detalles por todos lados, dejando ver el innegable talento del artista.

Algo que me gusta bastante es que se juega mucho con las sombras, hay escenas en donde son ellas las encargadas de darle forma a la cara de algún personaje o de algún objeto en el fondo, porque parecer que a Michael solo le justa dibujar la mitad del contorno de las cosas, por lo tanto, las sombras juegas un papel muy importante.

Así que, en general, es una novela gráfica que me gusto bastante, pero como ya lo dije no es la gran cosa, es ideal para salir de un bloqueo de lector, o para cuando no sabes que leer pero quieres leer algo. A mucha gente no le agrada la historia por mostrar a un típico personaje joven que no sabe que hacer con su vida porque no ha delimitado bien sus objetivos. Y aunque yo estoy de acuerdo con esas personas, también creo que de ves en cuando, un cliché ligerito no le cae mal a nadie.